Month: August 2018

Marruecos: un viaje a las profundidades del alma (4/14)

Por la tarde volvimos de nuevo al souk de Jmaa el Fna a matar el tiempo mientras esperábamos a Machine. Los últimos rayos de la tarde bañaban de luz a las atracciones que se preparaban para dar color a la noche. Encantadores de serpientes, cuenta cuentos, malabaristas, y un sin fin de gente con artes varias se agrupaba a los alrededores para presenciar tales espectáculos. Entre todos ellos, una gitana con la cara cubierta nos llamaba en español ‘¡María, María!’, decía, para que nos hiciéramos un dibujo tradicional de henna.

Advertisements

The Justice of Q: is John McCain really dead?

People on both sides of the political spectrum have very different perceptions of the life of Mr McCain. There are those who are rejoicing at his death, and while is not my place to question their reasons, it is my place to question their relentless attacks to his surviving family members. Is a son responsible for the deeds of his father? I see too much hatred. Too much of a mob mentality. A herd on either side that is easily swayed and divided by the newspapers and underground movements

Reflecting over McAuliffe’s conflicts of interests

For a man of such education and reputation, it is interesting to note that McAuliffe does have a lot of conflict of interest when it comes to his political and

business life. In fact, if one does look just close enough, it appears both go hand-in-hand and one couldn’t exist without the other.

One of McAuliffe’s initial forays into conflicts of interests comes from Federal City National Bank, a bank he helped to co-found in 1985. By 1988, the bank’s board elected McAuliffe as chairman, making him the youngest chairman in the United States Federal Reserve Bank’s charter association. The bank later merged with Credit International Bank, and he became Vice-Chairman there.

Marruecos: un viaje a las profundidades del alma (3/14)

Allá los mercaderes vendían uno junto al otro sus babuchas, pañuelos, abalorios hechos a mano, artesanía de barro, especias, frutas, y un sin fin de productos que relucían bajo el sol de mediodía en colores brillantes y llamativos que acaparaban tu atención. La gente te llamaba a voces para que vieras (y compraras, como no) alguno de sus artículos. Las moscas zumbaban alegremente en las carnes de pollos y corderos que colgaban en las puertas de las carnicerías. Mientras que el olor que se desprendía de los productos podridos así como el de las heces de animales, se fundía con el de las especias, frutas y velas, creando una atmósfera muy característica que enaltecía los cinco sentidos. A veces tenías que volver entre tus pasos porque un burro cortaba el acceso y, siendo las calles tan estrechas, no podías sortearlo.

Marruecos: un viaje a las profundidades del alma (2/14)

Al bajar del avión quise hacer un par de fotos, pero dos policías me gesticularon amablemente que no estaba permitido realizar fotografías en el aeropuerto. ¿Acaso teníamos pintas de terroristas? ¿O podría el flash de la cámara afectar al aterrizaje de un avión? El aeropuerto era bastante pequeño. Me recordaba un poco al de San Javier en Murcia, y creo que su dimensión estaba a caballo entre este y el de Stansted en Londres.

Marruecos: un viaje a las profundidades del alma (1/14)

Elena y yo llevábamos unos años separadas, sin apenas contacto entre nosotras, más bien por cuestiones geográficas. Tanto así, que la última vez que nos vimos, decidimos entre unas cañas que deberíamos disfrutar de un viaje juntas las dos solas, con la mochila al hombro, a cualquier lugar que el destino quisiera llevarnos. El destino, en este caso, se llamaba Ryanair.

El principio de incertidumbre

K. Heisenberg era un profesor de física teórica, e impartía clases de mecánica cuántica en la universidad de Copenhague. Un día el profesor se encontraba en la estación de tren, y allí se subió a un vagón. El tren empezó a moverse. Pasado un tiempo, se acercó el revisor a comprobar su billete. Heisenberg buscó en los bolsillos de su pantalón, pero el billete no estaba ahí. Buscó en el maletín que llevaba siempre consigo, pero tampoco lo halló.

El valor de la amistad

un intercambio de Erasmus. Jorge era español, de Sevilla concretamente. Le gustaba mucho salir de fiesta, y cómo no, las romerías. También era muy devoto de la virgen de la Macarena, tal y como lo dictan las costumbres del sur. Ahmed era un chico de Pakistán, de la misma edad de Jorge. Ahmed era musulmán y su sentido de la vida y la diversión eran bastante diferentes a los de Jorge. A él le gustaba dar largos paseos entre montañas, disfrutaba con los deportes de riesgo, y era fiel a rezar cinco veces al día, así como lavarse antes del rezo, tal y como sus costumbres lo indicaban.

El rey y el halcón

Había una vez un famoso rey en Arabia. El rey era bondadoso y comprensivo. Todos los días recibía a sus súbditos, mayormente campesinos, para escuchar sus problemas, que normalmente eran disputas entre vecinos, y así encontrar soluciones que fueran agradables para ambas partes. Como el rey era tan querido, recibía muchos regalos de sus vasallos, tanto de los pobres campesinos, como de los más adinerados.

Noches de Jazz

Salí de casa con la serena calma de quien no tenía nada de qué preocuparse. Iba vestido con mi mejor ropa y la noche sonaba a ritmo de jazz.  Caminaba tranquilo a la orilla del rio Sena y la ciudad estaba llena de gente con ganas de divertirse. Me desvié por el boulevard des Champs-Élysées, en el Huitième  arrondissement de Paris, pasando despreocupadamente por la Plaza de la Concordia y al poco, a la derecha, la Plaza de Charles de Gaulle, en cuyo centro se alzaba majestuoso el Arco del Triunfo, símbolo histórico de patriotas revolucionarios, de batallas perdidas, y otras tantas ganadas.

El Metro

Es verano y Londres se despierta a un día caluroso y despejado. El día avanza y con él, el calor, y los autos derritiéndose sobre una lava de cemento. El termómetro marca setenta y siete grados Fahrenheit; pero sus gentes aún llevan demasiada ropa interior bajo los trajes de chaqueta. El metro, bajo su apariencia de civismo, no es más que un vagón con decenas de cuerpos sudorosos y malolientes. Tráfico. Mucho tráfico

The Mechanics of Deception

Much has been said and written about Christopher Steele’s authorship of the notorious document that alleges Russia-Trump collusion. According to Glenn Simpson of Fusion GPS (who plead the Fifth and only spoke through his lawyers), Steele was hired by them in June 2016 to gather information about “links between Russia and [then-presidential candidate] Donald Trump.” Pursuant to that business arrangement, Steele prepared a series of reports styled as intelligence briefings, some of which were later compiled into a collection of documents and published by a number of media outlets and later become known as the “Trump dossier.”

Performance Rituals and Other Artistic Pieces

Before delving into the strange and depraved world of Spirit Cooking, it is worth revisiting some of Marina Abramovic’s most memorable performances.
It was suggested in the previous article about Marina’s background that she is a high-ranking dark priestess. It was also presumed that a lot of her performances are in fact live dark rituals designed to harvest energy from an unsuspecting audience. The reader should decide as we explore some of her most controversial performances.