Estrellas de mar

Era una hermosa y soleada mañana de Abril, y yo iba caminando tranquilamente por las arenas finas de las playa de Bolnuevo. Entonces, vi a un hombre anciano, con el pelo canoso, y la espalda curvada. Y vi cómo se agachaba despacio y recogía las estrellas de mar que la marea había arrastrado hasta la orilla. Me quedé un rato observándole, y vi como las estrellas que recogía las lanzaba de nuevo al mar. Algunas, volvían a la orilla otra vez, y el hombre de nuevo se volvía a agachar, las recogía, y las volvía a poner en el agua. Mientras lo observaba, pensé que aquello que el hombre hacía era un poco extraño. Movido por la curiosidad, me acerqué a él, le di los buenos días, y cortésmente le pregunté:

-Buen hombre, ¿Por qué recoge las estrellas de mar, si luego regresan a la orilla? Parece una tontería, ¿no? No tiene ninguna importancia.

El hombre se dio la vuelta sonriendo, me miró con ternura, y se agachó a recoger una estrella de la orilla. Arrojándola al mar, me dijo:

-Para ésta no es ninguna tontería. ¡Para ésta sí que ha tenido importancia!

 

Fecha de publicación: 2015

Si quieres escucharla en audio narrada por Alfonso Sales,puedes encontrarla aquí:

Cuentos cortos para tardes de lluvia vol. 3 C. Uribe



Categories: Historias Cortas, Personal Section, Short Stories

Tags: , , , ,

2 replies

  1. Off to Menorca tomorrow for a week. Hope you are settling okay♥️

    Sent from my iPhone

    >

    Like

Leave a Reply

Please log in using one of these methods to post your comment:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: