el martillo - cuentos cortos para tardes de lluvia - c.uribe

El martillo

Antonio fue al Ikea y compró varias lámparas y un cuadro para su apartamento. También compró clavos. Al llegar a casa, se dio cuenta de que no tenían un martillo para colgar el cuadro; así que decidió que le pediría uno a su vecino Luis. Pero después de pensar en esto, le empezaron a asaltar las dudas: “¿y si no quiere prestármelo? Ayer, cuando nos … Continue reading El martillo

estrellas de mar - cuentos cortos para tardes de lluvia - c.uribe

Estrellas de mar

Era una hermosa y soleada mañana de Abril, y yo iba caminando tranquilamente por las arenas finas de las playa de Bolnuevo. Entonces, vi a un hombre anciano, con el pelo canoso, y la espalda curvada. Y vi cómo se agachaba despacio y recogía las estrellas de mar que la marea había arrastrado hasta la orilla. Me quedé un rato observándole, y vi como las … Continue reading Estrellas de mar

salvador dali - soft watch - el valor del tiempo - cuentos cortos para tardes de lluvia - c.uribe

El valor del tiempo

El señor García era uno de los directores ejecutivos de una de las mayores empresas petroleras de España. El hombre trabajaba muy duro. Se levantaba temprano cada mañana, y a las siete y media ya estaba en la oficina, dando órdenes a sus subordinados, haciendo llamadas telefónicas, y enviando un sinfín de correos electrónicos y faxes. Terminaba el día cansado y estresado, y siempre llegaba … Continue reading El valor del tiempo

El muñeco de nieve - cuentos cortos para tardes de lluvia - c. uribe

El muñeco de nieve

Era un día gris. El invierno había llegado vaciando sus sacos de nieve sobre las copas de los árboles que se habían quedado sin hojas. También nevó sobre los ríos, y sobre los lagos que se congelaron; y sobre las madrigueras de los animales que apenas osaban sacar el hocico al exterior. La casa donde vivían Lucía y Carlos había quedado aislada por la enorme … Continue reading El muñeco de nieve

el banquero - cuentos cortos para tardes de lluvia - c. uribe

El banquero

Cuentan que, en una fría mañana de Abril, un rico banquero viajaba tranquilo en su gran limusina cuando vio a dos hombres en la orilla de la carretera comiendo hierba. Intrigado, el banquero ordenó a su chófer detenerse y se acercó a los hombres a investigar aquella extraña situación. -¿Por qué se están comiendo el césped? -No tenemos dinero para comida. –Respondió uno de los … Continue reading El banquero