Globos de colores

Globos de colores

Un niño negro contemplaba extasiado a un vendedor de globos en la feria del pueblo. Era un pueblo pequeñito, y el vendedor había llegado tan solo unos días atrás, por lo que no era una persona conocida. Sin embargo, en pocos días, la gente se dio cuenta de que era un vendedor excelente, pues usaba una técnica especial que lograba captar la atención de niños y adultos.

Advertisements